Los peligros ocultos de las tarifas de traducción de precio por palabra

Cuando un proveedor le ofrece un precio "rebajado" de traducción sin duda se encontrará con costos, esfuerzo y demoras ocultas.

Avatar de Victoria Bloyer
Victoria Bloyer

14 de septiembre de 2017

4 MIN. DE LECTURA

En la industria de la traducción de sitios web, los proveedores a menudo usan un modelo de tarifas de "precio por palabra" como base para calcular el costo de un proyecto. La mayoría ofrece costos estimados de proyectos absurdamente bajos.

Es importante conocer la verdad sobre los costos bajos de traducción, y lo que pueden revelar sobre un proveedor.

  • Los proveedores de traducciones tradicionales tienen dificultades para identificar contenido a traducir en los sitios web, lo que genera cálculos de precios inexactos.
  • Los precios bajos pueden significar que los proveedores están reduciendo el presupuesto, lo que generará costos ocultos más elevados en el futuro.
  • La eficiencia de los algoritmos de segmentación varía, y los más eficientes le permiten ahorrar dinero.
  • La traducción de sitios web es mucho más que traducción. También hay muchos flujos de trabajo técnicos y operativos involucrados.

La traducción de sitios web es particular

El alcance (y posible costo) de un proyecto de traducción en general se define por conteo de palabras: la cantidad total de palabras que traducirá el proveedor. Determinar el conteo de palabras para contenido fuera de línea como documentos es fácil. Pero es mucho más difícil para sitios web.

¿Por qué? El texto traducible en general es fácil de detectar en las páginas web. Pero el contenido digital traducible tiene muchas formas y formatos, como imágenes, videos, archivos en PDF, aplicaciones dentro del sitio y más. Estos elementos pueden estar alojados en servidores y bases de datos completamente diferentes. Los proveedores de traducción tradicionales con tecnologías de detección de contenido inmaduras o poco desarrolladas a menudo omiten estos componentes críticos con los que los clientes tienen contacto.

Los proveedores con tecnologías poco desarrolladas a menudo omiten contenido traducible, generando así estimaciones de costos engañosamente bajas.

Esto significa que hay mucho contenido que no se identifica inicialmente para traducir. Esto genera conteos de palabras engañosamente bajos. Y cuando esto se combina con una tarifa de precio por palabra, el cálculo del costos es muy inexacto.

Este contenido faltante en general se descubre a medida que se va traduciendo el sitio, y ahí es cuando los costos de traducción se disparan inesperadamente. Y mientras tanto el sitio parcialmente traducido ahuyenta a sus clientes.

Precios bajos y escatimar gastos

Los proveedores de traducción de sitios web muchas veces compiten en precio, gracias a las tarifas de precio por palabra. Estas gangas aparentes pueden atraer a los posibles clientes, pero suelen aparecer costos ocultos más adelante. (Estos costos compensan las pérdidas de los proveedores con esas tarifas de precio por palabra).

Un precio por palabra más bajo tiene sus riesgos:

  • Costos inflados por corrección y edición, que se cobran aparte
  • Pagar por traducir contenido idéntico más de una vez, o pagar por volver a publicar contenido que ya se tradujo
  • Mala calidad de traducción por falta de supervisión o uso de un software de traducción
  • Tiempos prolongados de entrega de la traducción, que no pueden seguir el ritmo de su empresa

Por el contrario, los buenos proveedores ofrecen tarifas de precio por palabra con todo incluido e incorporan revisiones editoriales continuas, control de calidad y publicación en sus costos. No hay ningún costo oculto allí.

También usan soluciones integrales hechas específicamente para eliminar la complejidad operativa y costos de una traducción tradicional de sitios web.

La cantidad total de palabras es irrelevante

El precio por palabra funciona bien como unidad de precio para la traducción de documentos, ¿pero para traducir sitios web? No tanto.

Los mejores proveedores usan tecnología superior que va más allá de detectar las palabras traducibles. En lugar de ello identifica la cantidad justa de palabras a traducir, que es otra cosa.

Hay una enorme diferencia entre detectar todas las palabras traducibles e identificar la cantidad justa de palabras a traducir.

Los sitios web contienen gran cantidad de contenido repetido. Este es el contenido que aparece docenas (o cientos y hasta miles) de veces en muchas páginas, como pies de página, encabezados, elementos de descripciones de productos y más. Las tecnologías inteligentes de traducción de sitios web identifican estas frases como unidades llamadas "segmentos" y completan la frase traducida automáticamente en todos los lugares del sitio traducido donde aparecen, sin costo adicional. Traduzca una vez, pague una vez y reutilice para siempre. Algunos proveedores de traducción cobran por retraducir o recompletar ese contenido, lo que aumenta los costos.

Los mejores proveedores de traducción de sitios web también cuentan con tecnología superior de segmentación de contenido, que puede identificar el contenido traducible en muchos medios dentro del sitio (y también contenido externo subido dinámicamente).

Casi todos los proveedores de traducción de sitios web tienen software de segmentación de contenido, pero los mejores usan algoritmos eficientes para reducir de manera inteligente la cantidad de palabras a traducir. Busque proveedores que ofrezcan segmentaciones muy eficientes.

Las agencias que se especializan en el área digital optimizan aun más esta eficiencia con la capacidad de personalizar sus algoritmos de segmentación. La mayoría de los proveedores no puede hacerlo.

No está pagando solo por servicios de traducción

El secreto para contratar la traducción de un sitio web: la traducción del sitio es solo parte del trabajo. A diferencia de un documento, su sitio web es un ente vivo que cambia constantemente. Estas características únicas amplían el costo total de un proyecto más allá del simple precio por palabra.

Los proveedores se inclinan por las tarifas de costo por palabra cuando no pueden competir con costos más bajos en otros aspectos del proyecto.

Las mejores soluciones de traducción de sitios web cobran tarifas planas mensuales por suscripción. Esto no es un enganche para hacer más traducciones. Esta suscripción cubre los cientos de tecnologías, capacidades y tareas necesarias para operar sin complicaciones su sitio localizado de forma continua. Algunos de ellos incluyen:

  • Configuración e integración de tecnología
  • Administración de proyectos
  • Gestión de flujos de trabajo de traducción
  • Garantía de una traducción de calidad
  • Alojamiento y tiempo de funcionamiento
  • Control de calidad
  • Mantenimiento y operaciones diarios
  • Ayuda las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año y más

Está pagando por tener la tranquilidad de no tener que ocuparse del manejo de estas y otras tareas complicadas y engorrosas.

Las buenas agencias de traducción especializadas en el campo digital son transparentes con sus precios, ofrecen cálculos de precios fijos (y los cumplen) y tienen las mejores capacidades en su clase para reducir el gasto en la traducción. Y también alivianan la carga de los equipos de TI que tendrían que armar y mantener sitios web en varios idiomas.

Conclusión

A medida que avanza en su expansión hacia nuevos mercados en línea, recuerde que el precio por palabra tiene más matices de lo que parece. Una oferta de bajo precio a menudo viene con un precio más alto después. Si un proveedor le ofrece un precio demasiado bueno, probablemente no sea real.

Avatar de Victoria Bloyer
Victoria Bloyer

14 de septiembre de 2017

4 MIN. DE LECTURA