Avatar de Chris Hutchins

Chris Hutchins

16 de febrero de 2017

Adentrándose en China: aprovechar oportunidades y mitigar riesgos (parte 1)


A medida que la prosperidad de la clase media y la penetración de Internet siguen en aumento, China se convierte en un mercado al que vale la pena expandirse.

Avatar de Chris Hutchins

Chris Hutchins

16 de febrero de 2017

Nota del editor: Es la parte 1 de una serie de 2 partes. Lea la parte 2 aquí.

El crecimiento económico anual de China puede no ser tan grande como solía ser, desde que comenzó a pasar de ser una economía basada en la producción a una basada en el consumo, como los Estados Unidos.

Pero sorprendentemente, eso no ha afectado el poder de compra de su clase media, el gasto del consumo ni el crecimiento del comercio electrónico. El mercado está repleto de promesas para empresas nacionales y extranjeras, especialmente en línea.

De hecho, las ventas minoristas de China crecieron más de lo esperado en noviembre pasado, al igual que su PBI en el 4° trimestre. El país sigue en camino a lograr su objetivo de duplicar su PBI y sus ingresos per cápita de los niveles de 2010 para 2020, dicen los analistas. Esas son buenas noticias para China, y para las empresas occidentales que ansían ofrecer servicios a sus residentes.

Es el momento perfecto para que las empresas ingresen en el mercado en línea chino.

Hemos repetido esto cada vez más este año, pero es el momento perfecto para que las empresas ingresen en el mercado en línea chino. En la actualidad, somos testigos de una convergencia perfecta de tendencias tecnológicas, sociales y económicas que está preparando a los consumidores chinos a buscar y comprar en línea más que nunca... y a comprar en sitios web internacionales especialmente.

Estos son desafíos para ingresar y prestar servicios en este mercado (sobre los que hablaremos en la parte 2 de esta serie del blog), pero las oportunidades se han vuelto demasiado atractivas como para ignorarlas. Conozcamos un poco más esta "tormenta perfecta".

Las oportunidades siguen siendo excelentes

Las compañías occidentales se están dando cuenta rápidamente que no necesitan tener una presencia física en China para ofrecer servicios a los consumidores chinos. Los sitios web y los mercados virtuales como Tmall son canales muy poderosos para comercializar y vender a estos consumidores cada vez más prósperos. En China, como en el resto del mundo, Internet es donde todo ocurre.

Aquí, la penetración de Internet continúa creciendo. En la actualidad es de alrededor del 53%, lo que representa más de 730 millones de personas. El cada vez mayor uso de Internet, junto con el rápido crecimiento entre la clase media del país, se traduce en enormes gastos en línea. Los gastos de comercio electrónico aumentaron más del 70% solo en 2015.

Este crecimiento es especialmente evidente en sitios de comercio electrónico internacionales, una buena señal para las marcas y los minoristas occidentales. El año pasado, más del 15% de la población del país hizo compras internacionales (por un valor de más de $85 mil millones. eMarketer calcula que en cuatro años, el 25% de la población de China comprará en sitios internacionales. Esto representará más de la mitad de los compradores en línea del país.

Las compañías occidentales no necesitan tener una presencia física en China para ofrecer servicios a los consumidores chinos.

Muchas de estas personas que hacen compras internacionales son jóvenes y tienen un alto nivel educativo, recientemente descubrió un estudio de Amazon. Alrededor del 80% de los consumidores encuestados eran menores de 35. El noventa por ciento tenía algún titulo universitario.

Grupos demográficos emergentes

Históricamente, la adopción de Internet ha crecido más rápidamente en las regiones urbanas de China. Sin embargo, se espera que el crecimiento futuro provenga de las zonas rurales. Las agencias gubernamentales actualmente están duplicando las mejoras en infraestructura en zonas rurales para ayudar a generar consumo en estas áreas. Y está funcionando: el comercio electrónico en zonas rurales casi se duplicó a $51 mil millones en 2015, según el Ministerio de Comercio del país.

Aquí le mostramos otra forma de ilustrar el sorprendente crecimiento rural. Entre 2015 y 2018, las "ciudades nivel 1" de China (como Pekín) tendrán un aumento total de 10.6 millones de usuarios nuevos de Internet. El resto del país producirá casi 150 millones de nuevos usuarios de Internet durante ese mismo período de tiempo, sugieren los datos de JP Morgan.

Más allá de la oportunidad en las zonas rurales emergentes, está el asombroso poder de las personas chinas de alrededor de 20 años. Tal vez no sorprenda que estos consumidores jóvenes y tecnológicos sean la fuerza detrás del sector de comercio electrónico de China. Son más de 415 millones, lo que representa casi un tercio de la población china. (Sorprendentemente, representan más personas que las poblaciones trabajadoras de EE.UU. y Europa Occidental combinadas, dice Goldman Sachs.)

Ya son compradores en línea activos. De todos los compradores de comercio electrónico minorista chinos, el 39% tiene entre 18 y 25 años de edad, que entran en gran parte en la generación jiulinghou posterior al año 1980. Otro 32% tiene entre 26 y 35 años de edad, miembros de la generación balinghou posterior al año 1990. En total, las personas de alrededor de 20 años representan más del 70% de los compradores en línea del país.

Gracias al acceso a Internet de alta velocidad y móvil, estos consumidores adoptan el zhai, o una cultura "hogareña". Esto significa que las personas de alrededor de 20 años pasan la mayor parte de su tiempo libre en casa, y con frecuencia prefieren que les envíen los productos, que pidieron a través de canales digitales.

Según un colaborador de Forbes, estos jóvenes chinos todavía no tienen la carga de los préstamos estudiantiles ni los gastos domésticos. (Alrededor del 90% de las familias chinas tienen su vivienda propia, comprada en efectivo. Los pagos de hipoteca son poco habituales). ¿El resultado? Estos jóvenes son grandes gastadores. Esas son buenas noticias para los minoristas en línea. Según un informe de Goldman, estos jóvenes chinos llegarán a un crecimiento de sus ingresos de $3 billones en la próxima década.

Los jóvenes chinos son grandes gastadores y representan más del 70% de los compradores en línea del país.

Otro grupo demográfico interesante de comercio electrónico emergente en China son los consumidores mayores. Según una encuesta de 2016 de 1,500 consumidores, alrededor del 80% de los mayores de 55 dijeron que les gusta comprar en línea. Casi todos esos consumidores compraron en línea el año pasado; el 60% dijo que hizo compras en línea más de 10 veces ese año.

Un mercado que prefiere los dispositivos móviles

Prestar servicios a los consumidores chinos a través del comercio electrónico internacional o dentro del mercado puede ser una jugada inteligente para su empresa. Pero no deje de lado el fuerte papel que tienen los dispositivos móviles para consumir contenido y comprar entre los chinos. Según el Internet Network Information Center de China, más del 95% de los usuarios de Internet del país accedieron a la web a través de dispositivos móviles durante el año pasado.

El año pasado, el comercio electrónico móvil representó más del 55% de todas las ventas minoristas de comercio electrónico en el mercado, alcanzando un total de más de $505 mil millones. Estos gastos llegarán a los $737 mil millones a fin de año. Para 2019, será un mercado de $1.4 billones, que representa casi un cuarto de todos los gastos minoristas chinos, tanto en línea como fuera de línea.

El sector de comercio móvil está "muy adelantado" al de EE.UU. dicen algunos especialistas, debido principalmente a que el mercado tiene una mayor preferencia por los dispositivos móviles. China es el mercado N° 1 de smartphones del mundo. Casi el 100% de los residentes chinos de entre 14 y 47 ahora tiene un smartphone sugieren datos de Deloitte. La mitad de estos consumidores entra a Internet alrededor de 25 veces al días a través de sus teléfonos. El diez por ciento ingresa a la web móvil más de 100 veces al día.

Más del 95% de los usuarios de Internet del país accedieron a la web a través de dispositivos móviles durante el año pasado.

¿Por qué el comercio móvil es tan grandiosamente popular aquí? La mayoría de los residentes chinos nunca creó el hábito de comprar en línea a través de computadoras y saltó la experiencia de comercio electrónico tradicional. Las aplicaciones y la red móvil son los medios a través de los que los consumidores ven el contenido en línea y compran.

Las plataformas de pago móviles también hacen que el proceso de compra sea simple para los consumidores. Tomemos el ejemplo de la red social china WeChat, que tiene casi 820 millones de usuarios mensuales activos, 640 millones de los cuales ingresan al servicio a través de sus smartphones. Este servicio facilita miles de transacciones (gracias a la capacidad que tienen los minoristas de hacer transacciones dentro de WeChat), procesadas a través de su plataforma WeChat Pay.

"WeChat es la aplicación más influyente del mundo", un analista le dijo a CNBC el año pasado. "Tiene la funcionalidad de una tienda iTunes. Por eso, uno puede hacer todo lo que quiera".

Continuará...

Debe quedar claro que las oportunidades para el comercio electrónico y la participación en línea están prosperando en China. Estos consumidores están locos por Internet y ya están pasando mucho tiempo y gastando mucho dinero allí.

En la parte 2 de esta serie del blog, que presentaremos la semana próxima, exploraremos cómo ofrecer mejores servicios a estos clientes. Conocerá las mejores prácticas de comercio electrónico, leerá sobre obstáculos burocráticos peculiares (y cómo evitarlos) y comprenderá mejor las tácticas de comercialización locales, incluido el marketing en medios sociales en el idioma y los programas de lealtad del cliente. Y sabrá cómo prestar servicios a estos consumidores en su idioma preferido puede ser la mejor jugada de todas.

¡Manténgase conectado! ¡La parte 2 llega la próxima semana!

Crédito de la foto: Songquan Deng / Shutterstock.com

 

¿Le gusta este artículo?

Suscríbase para recibirlo en su bandeja de entrada
Artículos recomendados