Flujo de trabajo de la traducción: la importancia de conocer a las personas y al proceso

Para crear un excelente equipo interno de traducción de sitios web hacen falta más empleados y flujos de trabajo de los que podría imaginar.

Avatar de Craig Witt
Craig Witt

28 de agosto de 2017

3 MIN. DE LECTURA

Si está pensando en ofrecer a sus clientes globales la experiencia en idiomas de primer nivel que esperan y merecen, necesitará una solución que combine las mejores tecnologías con traducciones increíbles.

Es caminar por una cuerda floja más difícil de lo que imagina. ¿Por qué? Hay muchas opciones de traducción disponibles en el mercado, pero no todas están a la altura de su marca. Veamos la traducción automática o las traducciones en colaboración abierta. Ambas son métodos rápidos y asequibles. Pero ambas también generan traducciones de baja calidad o inconsistentes. No pueden representar de manera confiable la voz de su marca ni cumplir con las normas de regulación.

Esta autenticidad es la que atrae a los clientes globales. Una traducción excelente no se puede fingir.

La mayoría de las opciones de traducción de sitios web no son dignas de su marca. Una traducción excelente no se puede fingir.

Lo que necesita para tener un equipo interno

Los especialistas en marketing más conocedores entienden que las traducciones hechas por humanos son una estrategia muchísimo mejor para sus sitios web globales. Lo que muchas veces no entienden es la cantidad de personal que necesitarán para formar un equipo de traducción interno. La nómina se hace grande y costosa, rápido. Como mínimo necesita:

  • Gerentes de proyectos y lingüistas con amplia experiencia en la materia
  • Correctores para evaluar la precisión de los traductores
  • Editores para garantizar que las traducciones conserven el espíritu y significado del contenido original
  • Editores de control de calidad para garantizar que la voz de su marca esté representada con autenticidad y precisión

La mayoría de las empresas no comprenden la cantidad de personal que necesitarán para formar un equipo de traducción interno. La nómina crece, rápido.

Procesos inadvertidos con soluciones internas

Pero el personal es solo un lado de la historia. Probablemente tampoco visualice los cantidad de procesos que implica traducir bien el contenido.

Su equipo de traducción interno, que probablemente debería incluir al menos cinco empleados nuevos de tiempo completo, debe comprender a fondo el alcance de su sitio web, la voz de su marca y las expectativas lingüísticas de sus clientes globales. Pronto estaría supervisando:

  • Un glosario de términos traducidos preferidos que represente con precisión a sus productos e industria, y que esté optimizado según la SEO local
  • Una guía de estilo que represente el tono y voz de su marca localizados
  • Ejemplos de contenido traducido para comentarios y revisión interna
  • Un proceso de auditoría para validar la calidad de la traducción
  • Reiteradas revisiones del glosario, guía de estilo, muestras y más, en base a los comentarios
  • Y eventualmente, traducir el(los) sitio(s) web para tus mercados globales

El equipo de traducción debe conocer más que la voz de su marca. También debe manejar un flujo de trabajo iterativo y de gran envergadura.

Pero esto tampoco es el fin del flujo de trabajo. Tiene que mantener sus sitios en varios idiomas a diario, preservando la sincronización de contenido entre estos y su sitio principal en inglés. Esto implica monitorear regularmente el sitio en inglés para detectar cambios, nuevo contenido traducido a medida que se publica, y a la vez asegurarse de que los sitios traducidos mantengan la calidad en cuanto a elección de palabras, tono y voz. Esas traducciones tienen que ser siempre coherentes en todos sus canales en línea, digitales y fuera de línea.

¿Ya se está preocupando?

Una solución simple

Por supuesto, la buena noticia es que no tiene que contratar y manejar un equipo de traducción interno. (Realmente, ¡queda claro que probablemente no debería hacerlo!) Hay cientos de proveedores en todo el mundo que quisieran trabajar con usted, pero sorprendentemente, solo un puñado está en una posición privilegiada para traducir sitios web de manera económica y eficiente.

Y muchos menos todavía tienen la capacidad de traducir, operar e implementar sitios web en varios idiomas y a la vez solucionar específicamente la complejidad operativa y el costo relacionados con la traducción de sitios web. Gran parte de esta eficiencia operativa es gracias a la tecnología, pero tener traductores humanos excelentes -con un buen dominio de las exigencias únicas de la traducción de sitios web- puede ser la clave del éxito.

Las soluciones creadas para resolver la complejidad operativa y costos relacionados con la traducción de sitios web son escasas, pero sí existen.

Al buscar soluciones de traducción de sitios web, esté atento a aquellas que ofrecen una solución totalmente rápida, económica y sencilla que lo libere de la carga de traducir su sitio web internamente. Y cerciórese de que la solución incluya una tecnología escalable y flexible para acceder a traducciones rápidas y de calidad.

Y en cuanto a la traducción, busque:

  • Una garantía de que todos los traductores y editores sean lingüistas profesionales
  • Hablantes nativos del idioma al que traducen cuya capacidad fue comprobada exhaustivamente antes de la contratación
  • Veteranos en la traducción del tema de su industria
  • Procesos de traducción que cumplan con las normas internacionales certificadas para mantener la alta calidad
  • La capacidad de elegir los integrantes de su equipo de traducción
  • Una garantía de que esos lingüistas sean asignados a su cuenta a largo plazo, para brindar una voz y un estilo coherentes a sus traducciones
  • Auditorías constantes y rigurosas para garantizar una calidad superior continua

Traducir su sitio web para los mercados globales es un proceso delicado. Necesita un enfoque integral, eficiente y rentable con traducciones a la altura de su marca, creadas por lingüistas de primer nivel.

Avatar de Craig Witt
Craig Witt

28 de agosto de 2017

3 MIN. DE LECTURA