Desarrollo de negocios en Quebec: información fundamental sobre el ámbito lingüístico
 
Avatar de Caroline Dal MolinPor: Caroline Dal Molin
05 de mayo de 2016

Desarrollo de negocios en Quebec: información fundamental sobre el ámbito lingüístico

Un buen manejo del francés es fundamental para las compañías que desean expandirse hacia esta provincia canadiense, incluso dentro del ámbito en línea.

 

Ampliar los horizontes hacia Quebec es una excelente decisión empresarial; en los últimos años, el ingreso familiar registrado en esta provincia, como así también su crecimiento poblacional y económico, han estado en alza. Sin embargo, esta sabia jugada conlleva una obligación a nivel lingüístico. Todo el contenido de su compañía, tanto el que circula en línea como el que se ofrece fuera de Internet, debe estar al alcance de los 6.1 millones de francoparlantes que viven en Quebec, quienes se convertirán en potenciales clientes.

Esto no se concibe como una ventaja; es ley. La obligación de l'Office québécois de la langue française (OQLF) es garantizar que el francés sea el idioma oficial de uso cotidiano en Quebec, tanto a nivel comunicacional como a nivel comercial y empresarial. Esta agencia también tiene la responsabilidad de hacer cumplir el Charter of the French Language.

La lengua francesa siempre ha sido importante para los residentes de Quebec. De hecho, el día martes, el gobierno local propuso hacer una modificación a la legislación provincial sobre cartelería de compañías (ampliaremos este punto más adelante), mediante la cual se exijan eslogans o descriptores en francés que expliquen la actividad de cada empresa.

"Cualquier persona que se encuentre en Quebec, sea que vaya manejando por una autopista o caminando por una acera, sea que esté en un área industrial o en el estacionamiento de un centro comercial, sabrá dónde está", dijo un funcionario el martes, "porque verá todas las señalizaciones en francés".

¿De qué manera incide la legislación local en las compañías?

¿Cómo afectan a las compañías canadienses y extranjeras estas políticas enfocadas en el idioma francés? Bueno, si usted tiene una empresa con presencia física en Quebec, toda la cartelería de su negocio (y varias otras cosas) deben tener su versión en francés. Esta misma exigencia se aplica a su sitio web corporativo.

Sin embargo, las leyes son diferentes para las empresas que solo operan en línea. Las compañías que no están instaladas en Quebec no tienen la obligación de administrar sitios web localizados para prestar servicio a los residentes francoparlantes.

Pero esto no significa que no deban hacerlo. Más del 80% de los residentes de Quebec hablan el francés como primera lengua. (Este porcentaje aumenta a un 95% si se incluyen los residentes que hablan francés como primera o segunda lengua.) Ignorar la posibilidad de prestar servicio en su propio idioma a estos consumidores en línea equivale a perder ventas y, por ende, ganancias.

¿Qué se debe traducir?

Independientemente de que desarrolle sus actividades comerciales en Quebec o maneje una empresa de presencia exclusiva en línea, debe tener en cuenta que el contenido restante del estatuto del OQLF tiene total aplicación. Los catálogos, los folletos, los contratos, los carteles y las etiquetas de los productos deben estar en francés. Entre los textos que deben traducirse por requisito normativo se incluyen:

Catálogos y folletos

En términos generales, los catálogos, los folletos, los trípticos, los directorios comerciales y demás publicaciones de esta índole deben estar disponibles en francés. Dichos documentos pueden ser bilingües u ofrecerse en dos versiones: una exclusivamente en francés y la otra íntegramente en otro idioma, siempre que la versión en francés sea igualmente accesible y tenga la misma calidad que las versiones en los demás idiomas.

Software informáticos

Todos los software, incluyendo los de juegos y sistemas operativos, deben tener una versión en francés. Por supuesto que dichos software pueden estar disponibles en otros idiomas, pero la versión en francés debe ofrecer la misma precisión técnica que las demás versiones.

Etiquetas de productos

Toda inscripción que aparezca en un producto, como así también todos los documentos que acompañen a dicho producto (tales como garantías o advertencias), deben estar en francés. La inscripción en francés puede estar acompañada por una traducción, siempre que el texto en francés se destaque más.

Señalizaciones públicas, pósters y avisos publicitarios

Por regla general, las señalizaciones públicas y los pósters pueden estar en francés y en otro idioma, siempre que la versión en francés se "destaque notablemente" respecto de la otra versión.

Sin embargo, existen dos casos en los que los avisos publicitarios deben estar exclusivamente en francés. El primero de estos casos es el de los avisos publicitarios que se exhiben en vallas publicitarias, señalizaciones o pósters de 16 metros o más y que son visibles desde cualquier autopista pública (salvo que los mencionados avisos estén exhibidos dentro del perímetro de las instalaciones de una compañía). El segundo, es el de las publicidades que se exhiben en el interior y el exterior de los transportes públicos, y en el interior y exterior de los lugares que ofician como paradas de transporte.

Los cambios que se propusieron el martes ampliarían estos requisitos para incluir además un texto informativo sobre las actividades que desarrollan las empresas.

Marcas registradas

Las marcas registradas pueden usarse en catálogos y folletos, en etiquetas de productos, en señalizaciones públicas y pósters, y en avisos publicitarios. Sin embargo, si se ha inscrito una versión en francés de dichas marcas registradas, debe usarse la versión en francés.

Contratos

Los contratos predeterminados por una de las partes y los contratos de adhesión impresos deben redactarse en francés. Sin embargo, pueden estar en otro idioma únicamente si las partes lo solicitan de manera expresa.

Francofonía de una organización

Las organizaciones que desarrollan sus actividades en Quebec con 50 o más empleados deben dar constancia de su situación a nivel lingüístico y proporcionar un resumen de la misma ante la OQLF. Una vez que dicha agencia revisa y evalúa la información recibida, determina si el francés se usa en todos los ámbitos de la organización (por ejemplo, si los comunicados por escrito entre empleador y empleado están en francés o si los nuevos puestos o ascensos se ofrecen en francés) y extiende un "certificado de francofonía". Si una organización no cumple con estos requisitos, debe hacer modificaciones e implementar un programa de francofonía.

En el caso de las organizaciones con 100 empleados o más, debe formarse un comité de francofonía. Este comité tiene la responsabilidad de supervisar el uso del idioma francés dentro de la organización y verificar que esté presente en todos los ámbitos de la misma.

Existen subvenciones gubernamentales que pueden ayudar a financiar los costos del proceso de implementación de la francofonía. En compañías con un máximo de 99 empleados, la OQLF puede cubrir hasta un 75% de los costos relacionados con dicho proceso (un máximo de $50,000 sin tributar). El dinero para gastos puede cubrir cosas como teclados de computadora, software, traducción del sitio web y otras.

Más información sobre la localización de contenido en línea

Incluso si el sitio web de su compañía tiene contenido exclusivamente informativo, y no ofrece la posibilidad de hacer transacciones, debe tener una versión en francés si su compañía tiene una sucursal en Quebec. Curiosamente, no tiene obligación de traducir la información in situ que se refiere a instalaciones o tiendas ubicadas fuera de los límites de Quebec.

Si su organización cumple con los requisitos necesarios para prestar servicios a empleados y clientes en francés pero no tiene un sitio web en francés, es probable que reciba una carta de la OQLF exigiendo el cumplimiento de este requisito adicional. Si su sitio web está en francés pero la calidad de la traducción es mala, dicha agencia considerará que el mencionado requisito no se ha cumplido y exigirá su cumplimiento.

Si su organización no cumple con dicho requisito dentro del plazo establecido, se elevará la denuncia pertinente al fiscal general. Las multas por este incumplimiento pueden variar entre $1,500 y $20,000.

MotionPoint ofrece un servicio rápido y efectivo para la traducción, localización y optimización del contenido destinado a sus clientes de Quebec, o de cualquier otra parte del mundo. Nuestra efectiva plataforma de globalización permite a las firmas más importantes del mundo llegar a, y captar, más clientes, independientemente del lugar en el que se encuentren.

 

Caroline Dal Molin

Administradora estratégica de cuenta

Caroline Dal Molin establece relaciones a largo plazo con clientes de MotionPoint, desarrolla planes de acción basados en datos para maximizar los beneficios de sus sitios web localizados y dirige equipos internos para materializar los objetivos que conforman la visión de cada cliente. Es oriunda de Quebec y graduada de la Université Laval, la universidad francófona más antigua de América del Norte.

 

Acerca de MotionPoint

Con MotionPoint, las marcas de talla mundial experimentan un crecimiento al atraer nuevos clientes y enriquecer su vida, en los mercados alrededor del mundo.

Además del servicio de traducción de sitios web más efectivo del mundo, la plataforma integral de MotionPoint combina tecnología innovadora, gran cantidad de datos, traducciones de primer nivel y una profunda experiencia de mercadeo internacional. El enfoque de MotionPoint garantiza calidad, seguridad y escalabilidad, necesarias para alcanzar el éxito en un mercado global cada vez más competitivo, tanto en línea como fuera de línea.

 

La plataforma de globalización empresarial líder en el mundo

Contáctenos