¿Qué es traducir un sitio web?


¿No sabe bien qué significa traducir un sitio web? Le contamos todo sobre tecnologías de traducción, prácticas comunes y mucho más.

Traducir un sitio web es el proceso de tomar el contenido del sitio en su idioma original y adaptarlo -a menudo palabra por palabra- a otros idiomas para que sea más accesible y usable para los clientes locales.

El contenido traducible del sitio comprende tanto el texto estático dentro del sitio como contenido multimedia como imágenes, videos y archivos en PDF. También tenemos:

Todos estos pueden -y deben- traducirse para garantizar que todos los clientes disfruten una experiencia inmersiva en su idioma.

Hay distintos niveles de traducción, como traducción convencional, localización, transliteración y transcreación. Cada método es único y propicio para distintas necesidades de traducción. Lea más información sobre los distintos tipos de traducción.

¿Localizar un sitio web es lo mismo que traducir un sitio web?

No. Localizar un sitio web va más allá de la conversión lingüística palabra por palabra de la traducción tradicional para crear una experiencia en línea que sea bien recibida dentro de mercados específicos. La localización de un sitio web abarca cinco elementos clave:

  1. Idioma y regionalismos: se eligen las palabras justas para transmitir la voz de la marca de manera precisa y auténtica a los clientes locales. Esto incluye frases que quizás solamente se usen en países o regiones específicas.
  2. Elementos culturales: se deben usar los formatos de fecha y hora, unidades de medida, feriados y valores locales para que los usuarios se sientan como en casa.
  3. Elementos transaccionales: para que el sitio sea preciso y genere confianza, elementos como moneda, opciones de pago, direcciones y conjuntos de caracteres deben ser relevantes para los clientes locales.
  4. Elementos de comunicación y confianza: el sitio debe incluir números de teléfono locales, direcciones locales, asistencia al cliente en su idioma, avisos legales y anuncios de seguridad para que pueda ganarse la confianza de los clientes locales. También es útil para que los equipos de marketing y ventas dentro del mercado puedan acceder a la información que necesitan para atender a sus clientes.
  5. Navegación y descubrimiento: es fundamental que los usuarios puedan elegir el idioma que prefieren y puedan comenzar a interactuar de inmediato con su sitio de una forma auténtica.

El uso de localizaciones genera un mayor interés y atrae a los clientes. Lea más información sobre localización de sitios web, así como también cómo lograrla de forma persuasiva.

¿Cómo puedo traducir mi sitio web?

Traducir y localizar su sitio web es fundamentalmente una cuestión de tecnología porque hay que implementar procesos automatizados y software para gestionar varios procesos y flujos de trabajo. En general, hay tres tipos de tecnologías que se pueden usar para gestionar estos flujos de trabajo:

Siga leyendo para conocer más sobre estos métodos. Para más información, también lea nuestro libro electrónico Tecnologías de traducción.

¿Qué es un proxy de traducción de sitios web?

Con el método basado en proxy para traducir sitios web se usan tecnologías para aprovechar el contenido y código estructurado de su sitio web principal. Así se puede traducir, implementar y operar versiones en varios idiomas de manera fácil. Este método puede ser totalmente preconfigurado, es decir que prácticamente no se necesita ningún esfuerzo por parte del cliente para lanzar o mantener sitios localizados ni gestionar flujos de trabajo.

Como los sitios localizados se arman a partir del contenido y código de su sitio principal, la funcionalidad y experiencia de usuario es consistente en todos los sitios. Esta continuidad también garantiza que el contenido nuevo se detecte, traduzca y publique rápida y automáticamente.

La traducción con proxy simplifica el proceso de traducción y elimina la complejidad y esfuerzo que tradicionalmente implica traducir un sitio web.

¿Cómo uso un CMS para traducir un sitio web?

Algunas empresas prefieren almacenar y controlar el contenido traducido internamente (en lugar de con un proveedor de servicios de traducción). En estos casos es posible traducir un sitio web con un conector CMS. El conector permite que el contenido se envíe a un proveedor de servicios de traducción y después se vuelva a cargar al CMS para publicarlo.

Si bien esta parece una solución factible, los conectores rara vez funcionan como se los publicita. Los conectores vienen estandarizados y preconfigurados, y no se llevan muy bien con los CMS personalizados.

Hay que hacer modificaciones para conectarlos con plataformas de contenido y su uso requiere mucho tiempo y esfuerzo. Incluso con estas modificaciones, los conectores son frágiles y suelen fallar tras actualizaciones de software o seguridad al CMS. Esto genera demoras en los flujos de trabajo de traducción.

¿Qué es una API de traducción?

Una API de traducción en general es provista por un proveedor de servicios de traducción y tiene un alcance más amplio que el de un conector CMS. Con esta opción las empresas tienen la flexibilidad de crear flujos de trabajo para cualquier tipo de contenido que tenga que traducirse, no solo el contenido guardado en un CMS.

Las API suelen ser más fácil de adaptar que un conector CMS y son compatibles con una variedad de formatos, como HTML, XML y hasta JSON.

Las soluciones híbridas de proxy y API combinan la flexibilidad de la API con la facilidad de esta solución preconfigurada para un enfoque de traducción omnicanal ideal.

¿En qué se diferencia la traducción de sitios web de la traducción tradicional?

La traducción de sitios web implica matices que pueden ser difíciles de manejar para las agencias de traducción tradicionales. Estos incluyen:

Las soluciones de traducción tradicionales no pueden diferenciar el código del contenido, no pueden coordinar varios flujos de trabajo con distintas plataformas y contribuyentes, no pueden seguir el ritmo a las actualizaciones constantes y les cuesta preservar el aspecto y funcionalidad de su sitio web.

Por suerte las soluciones digitales pueden manejar fácilmente el código, varias plataformas, tiempos reducidos y mucho más.

¿Qué tengo que considerar al traducir mi sitio web?

Más allá de la tecnología de traducción, estos son algunos otros retos notables a tener en cuenta para traducir un sitio web. Siga los enlaces para ver los detalles y las mejores prácticas.

 

Hablemos.

Pregúntenos cómo podemos ayudarle a crecer a nivel global, sin complicaciones.

Programar una conversación