Por qué la traducción de sitios web es más compleja que nunca

Conozca cómo un enfoque de proxy clave para la traducción desmitifica y simplifica la localización de sitios web.

Avatar de Craig Witt
Craig Witt

26 de junio de 2018

LECTURA DE 2 MIN

Los sitios web de la actualidad son mucho más complejos que las páginas HTML estáticas del pasado. Esto significa que localizar esos sitios para clientes globales puede ser muy difícil —o hasta imposible— para la mayoría de los equipos internos y proveedores de traducción.

Las aplicaciones integradas, los textos personalizados y el contenido dinámico dificultan mucho el proceso de detección de contenido del sitio web para traducir, que con frecuencia se vuelve una carga pesada para los equipos técnicos y de marketing internos. Los proveedores también tienen dificultades con esta tecnología compleja.

A medida que sus sitios web adoptan mecanismos más complejos para conseguir y retener clientes, necesita un método de traducción que sea sofisticado como el contenido que ofrece en línea y que sea fácil de usar al mismo tiempo.

Traducción de sitios web: cómo era antes y cómo es ahora

En las primeras épocas de Internet, la mayoría de los sitios web estaba codificada simplemente en HTML, con contenido basado en textos. Ese contenido era fácil de detectar, traducir y publicar. Los equipos de marketing y tecnología podían utilizar tecnologías simples, como los conectores CMS, para tener acceso al contenido en línea, exportarlo, traducirlo y volver a integrarlo en los sitios globales.

Pero el método anterior para la traducción de sitios web no funciona para las tecnologías en línea de vanguardia de la actualidad. Hoy en día, los sitios web ofrecen experiencias personalizadas para todos los usuarios. Pero este nivel de individualización crea mayores complejidades y confusión para los métodos de traducción tradicionales.

El proceso manual de identificar el contenido a traducir y clasificarlo ya es suficientemente complejo en unas pocas páginas de contenido, pero es casi imposible hacerlo a la escala de un sitio web moderno.

Por ejemplo, el contenido recibido a través de aplicaciones, como un sistema de información de productos o una plataforma de carrito de compras, no se puede detectar a través de los métodos de búsqueda y traducción de contenido típicos. Requiere múltiples tareas de exportación, copia y reintegración de contenido, y procurar que las traducciones no afecten el diseño o la funcionalidad existentes del sitio.

Multiplique este proceso por cientos, o miles, de posibles páginas para una experiencia del sitio personalizada y estará mucho más allá de la capacidad de incluso las tecnologías de proxy tradicionales, ni que hablar de sus equipos de tecnología internos.

La solución para este problema engorroso toma lo mejor de ambos mundos: las tecnologías de traducción con proxy más avanzadas y la gran experiencia de los profesionales en la administración de sitios web en varios idiomas, y modifica la forma en la que se crean los sitios en varios idiomas.

El método de proxy preconfigurado

Si su organización tiene una presencia en línea importante y compleja, la única solución verdadera para crear y mantener sitios en varios idiomas es el proxy de traducción preconfigurado.

Este método híbrido de avanzada para la traducción de sitios web puede manejar los sitios más complejos y dinámicos y simplificar la traducción del contenido y la gestión del contenido traducido. Algunas de las ventajas clave de un método de proxy preconfigurado:

  • Sus tecnologías de análisis del sitio web pueden detectar nuevo contenido para traducir casi en tiempo real y prepararlo automáticamente para la traducción al encontrarlo.
  • Puede detectar y traducir contenido que aparece a través de aplicaciones o integraciones complicadas de terceros, como plataformas de comercio electrónico, módulos de reseñas de productos o funcionalidad de servicio al cliente... incluso contenido ofrecido a través de guiones.
  • Puede detectar contenido multimedia para traducir, como imágenes, archivos de video o PDF.
  • Puede usar API para preparar contenido fuera del sitio para su traducción, como información encontrada en PIM o para mercados virtuales.

Conclusión

Una solución de proxy preconfigurado puede simplificar drásticamente el proceso complejo de las necesidades de traducción actuales, mantener bajos los costos de traducción y proporcionar los recursos expertos y especializados que necesita para administrar aun los sitios web más avanzados de la actualidad.

Procure trabajar con un proveedor de proxy preconfigurado que pueda manejar las complejidades de traducir y administrar su experiencia de sitio dinámica y activa. Ese tipo de sociedad le garantiza que pueda mantener el foco en lo más importante: el crecimiento de su empresa a nivel global.

Avatar de Craig Witt
Craig Witt

26 de junio de 2018

LECTURA DE 2 MIN