Los costes ocultos de la traducción de sitios web (Parte uno)

Los gastos imprevistos, a menudo generados por tecnologías y procesos que no están completamente desarrollados, pueden arruinar el proyecto de traducción de su sitio web.

Avatar de Craig Witt
Craig Witt

09 de julio de 2018

LECTURA DE 3 MIN

Pagarle a una agencia para que traduzca su sitio web para los clientes globales es solo el comienzo de su inversión para lanzar sus operaciones digitales a nivel internacional. Pero son los costes imprevistos los que pueden perjudicarle seriamente.

Los costes ocultos, relacionados con el control de calidad, la coordinación, la formación, la gestión de la tecnología, la supervisión del proveedor y más, se pueden acumular rápidamente y poner en peligro su presupuesto. Esto podría llevarle a tener que paralizar el proyecto... o directamente a hacerlo fracasar.

Siga leyendo para descubrir los posibles obstáculos, y cómo evitarlos con elegancia. Esta es la parte uno de una serie de dos partes. La parte dos se publicará más adelante esta semana.

Lo que está en juego y los riesgos

El primer coste oculto de la localización de sitios web siempre está relacionado con la traducción del contenido. Para entregar traducciones precisas y auténticas, sus lingüistas deben prestar atención a una gran cantidad de detalles: el mensaje corporativo, la marca, la filosofía, la relevancia cultural y la consistencia. Estos matices son muy importantes para los clientes globales.

Después está el volumen de traducción. ¿Está teniendo en cuenta todo el contenido traducible de su sitio web al diseñar su estrategia y asignar su presupuesto? Más allá del texto, tendrá que traducir imágenes con texto incorporado, gráficos, cuadros, metadatos, aplicaciones externas, formularios y más. Hay más contenido del que cree.

Además, el proceso necesario para traducir, lanzar y hacer funcionar su sitio web es complicado y consume mucho tiempo. Quizás también necesite ayuda de distintos departamentos dentro de su organización. La tecnología también entra en juego, especialmente si quiere integrar las traducciones con una versión localizada de su CMS.

Por último, está la tarea continua de identificar y traducir el contenido nuevo y los cambios para mantener su sitio actualizado. Para los equipos internos, este proceso complicado es propenso a errores, lo que genera contenido no traducido en sus sitios web localizados. Eso puede alejar a los consumidores.

Estos desafíos generan diversos costes que afectan a su presupuesto y a la empresa:

  • Costes para su marca y reputación
  • Costes de mano de obra
  • Costes del flujo de trabajo de traducción
  • Costes de la traducción integral
  • Costes de coordinación

Obtengamos más información sobre estos costes ocultos de traducción de sitios web, y sobre una forma líder en el sector que puede ayudarle a controlarlos sin sacrificar la calidad, la eficiencia y la velocidad de su proyecto.

Costes para su marca

Al contrario de lo que se cree, el lanzamiento de un sitio traducido rara vez es suficiente para satisfacer a los nuevos clientes en los mercados globales. Tiene que mantenerlo de forma continua.

Los estudios demuestran que los clientes internacionales tienen grandes expectativas sobre la precisión de la traducción, su integridad, la sensibilidad cultural y la relevancia. Los posibles clientes, socios y empleados que tengan una experiencia negativa acudirán rápidamente a su competencia.

La traducción de contenido anticuada, parcial o de mala calidad también afecta a su imagen corporativa y a la marca en un punto crucial de su proceso de crecimiento planificado. Además, los clientes enfadados pueden usar las redes sociales para publicar comentarios e impresiones poco favorecedores acerca de su sitio. Estas publicaciones pueden permanecer en Internet durante mucho tiempo.

Es por eso que es fundamental causar una buena primera impresión con su sitio recientemente lanzado, y mantener ese alto nivel a lo largo del tiempo.

Costes de mano de obra

Los proveedores de servicios de traducción tradicionales no trabajan por cuenta propia. Estas empresas usan metodologías de traducción tradicionales, y eso significa que a menudo colaboran mucho con sus equipos para garantizar la calidad, puntualidad y consistencia de traducción.

Esto implica que algunos de sus empleados asumirán la tarea adicional de gestionar dicha relación y coordinar todo el contenido traducido que el proveedor proporcione. Si no tiene el ancho de banda interno necesario para hacerlo, tal vez tenga que contratar más personal para que haga el trabajo.

A partir de ahí, los costes de mano de obra siguen subiendo. Estos traductores tradicionales requieren formación en su sector, sus productos y sus servicios. Deben conocer su mensaje corporativo, su marca y su estilo, especialmente al principio de su proyecto de traducción web. Y, a medida que desarrolla nuevos mensajes o lanza nuevos productos, los lingüistas necesitarán cursos de repaso.

Su equipo de marketing probablemente tendrá que proporcionarles dicha formación, así como material de apoyo, como guías de estilo y glosarios para los traductores.

Es posible que sus empleados también tengan que supervisar la calidad y precisión del contenido traducido. Tendrán que hablar con fluidez el idioma local para detectar errores, no solo de gramática y puntuación, sino también aquellos términos que podrían ser culturalmente incorrectos o inadecuados.

Esto significa que los comercializadores del país probablemente tengan que ocuparse de editar el contenido ellos mismos o de supervisar a editores externos. Esas tareas les alejarán de sus funciones principales, situación que crea sus propios costes y riesgos para su marca.

Otra gran pérdida de tiempo para sus empleados son las idas y venidas entre el servicio de traducción y su equipo de diseño web para garantizar que el contenido traducido se adapte adecuadamente a las plantillas de la página de su sitio web. Debido a que los distintos idiomas ocupan distintos espacios para decir lo mismo, ajustar las traducciones supone un desafío y una inversión de tiempo constantes.

Para obtener más información

Esos son solo dos de los costes ocultos asociados a la localización de sitios web.

Para descubrir que otros costes adicionales existen en los proyectos de traducción, y la forma de evitar con elegancia estos errores costosos, lea la parte dos de la serie "Los costes ocultos de la traducción de sitios web", disponible próximamente.

Avatar de Craig Witt
Craig Witt

09 de julio de 2018

LECTURA DE 3 MIN