Los 8 desafíos de los equipos de marketing modestos

Descubra las prácticas más idóneas consistentes y demostradas que pueden aprovechar al máximo sus recursos para lograr resultados comerciales extraordinarios.

Avatar de Craig Witt
Craig Witt

21 de mayo de 2018

LECTURA DE 3 MIN

Todos los años la misma historia: los presupuestos de marketing son cada vez menores, los equipos se vuelven modestos (o siguen siéndolo) y los resultados, el ROI y la efectividad de los programas de marketing se miran con lupa.

¿Le resulta familiar? Si tiene un equipo pequeño, especialmente uno que se ocupa de gestionar una marca global, seguro que está familiarizado con este tema.

Pero existen algunas prácticas más idóneas coherentes y probadas que pueden ayudarle a aprovechar al máximo los recursos que tiene para lograr resultados extraordinarios para su empresa.

Desafío n.° 1: contratar a la gente adecuada

Para los equipos de marketing modestos, cada persona contratada cuenta. Un error puede afectar no solo a la cultura del equipo en sí (que ya es un gran impacto), sino a la capacidad de dicho equipo para implementar los programas de marketing que son fundamentales para el éxito de la empresa.

La clave es contratar especialistas que también sean buenos generalistas. El éxito de los equipos más pequeños depende de gente que tenga un conocimiento profundo de una o dos áreas pero que pueda ser funcional y útil en otras áreas diversas para maximizar su contribución a la estrategia.

Desafío n.° 2: la velocidad moderna del marketing

El marketing digital avanza a un ritmo vertiginoso y está teniendo un gran impacto en las empresas. A la mayoría le cuesta comprender el panorama en constante cambio y lograr una posición fuerte.

La clave para el éxito del marketing moderno para los equipos pequeños es mantenerse hábil, ágil y adaptable. Simplifique sus procesos de planificación y aprobación a ciclos de seis semanas y adáptese para aplicar cambios rápidamente (y con frecuencia).

Concéntrese en lo básico y en hacer lo necesario para que sus mensajes más importantes lleguen a sus públicos más importantes.

Desafío n.° 3: priorizar esfuerzos

Cuando su equipo es pequeño, es difícil equilibrar las ganas de hacerlo todo con los recursos para hacer solo algunas cosas.

Recuerde que en marketing, como con la mayoría de las cosas, por lo general se aplica la regla del 80/20. Eso significa que el 80% de los resultados que logra se generarán de solo el 20% de sus actividades e iniciativas.

Concéntrese en lo básico y en hacer lo necesario para que sus mensajes más importantes lleguen a sus públicos más importantes.

Desafío n.° 4: sobrecarga de contenido

Contenido, contenido, contenido. Es el grito de guerra del marketing moderno: "¡Debemos tener más contenido!".

Pero más no siempre es la respuesta.

El contenido es importante, pero especialmente en el caso de los equipos modestos, hay que concentrarse en la calidad y no en la cantidad. Céntrese en crear recursos duraderos que respondan a las necesidades más importantes de sus clientes y que puedan cambiarse, volver a usarse y ser distribuidos en muchos canales diferentes para aprovechar al máximo su vida útil e impacto.

Desafío n.° 5: adaptación y automatización

La clave para muchos equipos pequeños es "ir más allá de sus capacidades" o tener algunas personas que puedan hacer el trabajo de muchas más con la ayuda de recursos como la tecnología.

No tema invertir presupuesto en software y otras soluciones tecnológicas que pueden ayudarle a automatizar las tareas y procesos diarios. Esto ayuda a que su equipo se concentre en problemas más sustanciosos que requieren mayores conocimientos y un pensamiento crítico.

Desafío n.° 6: no hay suficientes manos ni cabezas pensantes

Algunas veces, la tecnología sola no es suficiente para ayudarle a adaptarse. En ese momento, los equipos pequeños necesitan socios, proveedores y agencias que los ayuden a llevar adelante estrategias que pueden necesitar un poco más de personal.

Subcontrate a los expertos que necesita para que pueda ahorrar tiempo y dinero y evitar cometer algunos de los errores que han visto miles de veces.

Desafío n.° 7: ahogarse en el marketing del pasado

Podemos estar en medio de una revolución digital, pero muchas empresas todavía no han hecho el cambio. Todavía utilizan marketing impreso, eventos en directo y correo directo bastante caro.

Si la suya es una de ellas, pensar que lo digital puede ayudarle a desarrollar su empresa es el mejor regalo que puede hacerle a un equipo pequeño. Ahora las actividades son digitales. Pero para los equipos de marketing, la capacidad de trabajar en la nube y en la web puede ahorrar tiempo, dinero y recursos que se pueden utilizar mejor para desarrollar la empresa y lograr el crecimiento.

Podemos estar en medio de una revolución digital, pero muchas empresas todavía no han hecho el cambio.

Desafío n.° 8: un largo ciclo de aprendizaje

En el pasado, los equipos de marketing hubieran pasado meses creando un plan anual, y luego todo el año ejecutando ese plan.

En la actualidad, la respuesta es establecer metas a plazos más cortos, hacer informes simplificados con regularidad y tener margen para fallar rápidamente y así poder hacer ajustes y cambios basándose en el aprendizaje, en tiempo real.

Conclusión

En la actualidad, los equipos de marketing modestos son más norma que excepción, pero pueden ser fuertes y poderosos.

No deje que su pequeño tamaño le detenga: haga algunas inversiones clave y tenga prioridades, así podrá estar al mismo nivel de los equipos de marketing más grandes... y ganar.

Avatar de Craig Witt
Craig Witt

21 de mayo de 2018

LECTURA DE 3 MIN