¿Un CMS multilingüe es suficiente para una expansión global efectiva?

Los sistemas de gestión de contenido han evolucionado mucho, pero todavía se quedan cortos para proyectos multilingües online a gran escala.

Avatar de Chris Hutchins
Chris Hutchins

03 de febrero de 2017

LECTURA DE 5 MIN

Los sistemas de gestión de contenido, tanto los modelos SaaS basados en la nube y los comprados, han evolucionado mucho durante la última década. Se han convertido en herramientas indiscutiblemente poderosas, ideales para gestionar el sitio web del mercado principal local de una empresa. Pero esta madurez también ha anunciado una serie de funciones dirigidas a los clientes comerciales globales.

Una de estas funciones es la gestión multilingüe y de múltiples sitios web. Con frecuencia, las empresas de CMS presentan esta funcionalidad como una forma simple de lanzar sitios web que ofrecen servicios en nuevos mercados globales. Dicen que convierte al CMS en un lugar único para satisfacer las necesidades de gestión de sitios web internacionales de los clientes.

Aunque estas soluciones multilingües con CMS son interesantes, a menudo no son tan rápidas o simples como suenan. El idioma es complejo. Gestionar idiomas y contenido en múltiples sitios empresariales puede resultar extremadamente difícil. Los CMS no ofrecen funciones sólidas que sean realmente necesarias para traducir (y actualizar) de forma fácil y eficiente sitios web internacionales grandes y complejos.

Aunque apreciamos mucho los CMS, estas son algunas de las formas en las que se quedan cortos en términos de gestión multilingüe.

Falta de funciones y funcionalidad multilingües

Los CMS convencionales no están diseñados principalmente para la traducción de sitios web. De hecho, en el caso de la mayoría de estos productos, la función de traducción se añadió bastante después de haber hecho su debut en el mercado. En la realidad diaria de las grandes cantidades de traducciones y actualizaciones, las herramientas de traducción de los CMS no están a la altura. Los resultados pueden ser inconsistentes, de baja calidad y costosos.

En la realidad diaria de las grandes cantidades de traducciones y actualizaciones, las herramientas de traducción de los CMS no están a la altura.

Esto se debe a que estos productos no tienen flujos de trabajo de traducción maduros, es decir, sistemas que identifiquen de forma eficiente el contenido que se debe traducir, lo asignen a los traductores, organicen rápidamente las traducciones y ofrezcan procesos de revisión editorial de varios pasos. También tienen programas de trabajo de traducción menos potentes, es decir, herramientas diseñadas para garantizar traducciones precisas y consistentes, que otras soluciones proporcionan.

Muchas empresas superan esta falta de funcionalidad al exportar el contenido del sitio web del mercado principal (por lo general, en inglés) en un archivo XML, Word o Excel para su traducción. Esto se envía a un equipo de traducción. El contenido se traduce y posteriormente se envía de nuevo al CMS multilingüe para su publicación en los mercados globales.

Lamentablemente, este proceso aumenta las probabilidades de que las traducciones sean deficientes. En la traducción de sitios web, para lograr traducciones precisas es absolutamente esencial la integridad contextual, es decir, la capacidad de ver no solo el contenido traducible, sino también el contenido que lo acompaña, como imágenes, tablas, especificaciones y categorías de productos. Sin ese contexto, pueden ocurrir errores.

Aspecto comprometido

Lamentablemente, esta falta de integridad contextual también les complica la vida a los traductores que eligen usar herramientas de CMS multilingües. La mayoría de los CMS tienen un enfoque tradicional a la hora de traducir contenido online. (Por ejemplo: una ventana para ver el texto en inglés y una ventana para introducir el texto traducido). Esta visibilidad limitada rápidamente produce problemas en el sitio. Una de las causas principales que contribuye a estos problemas es un fenómeno llamado extensión de palabras. Lo cierto es que algunos idiomas necesitan más palabras o caracteres para decir una cosa que otros. Esto es común en la traducción, especialmente cuando el idioma traducido es una lengua romance. Por ejemplo, el contenido en español suele ser entre un 25% y un 30% más extenso que en inglés.

Estas traducciones más largas afectan al diseño de las páginas web... y, en muchos casos, arruinan el aspecto de plantillas diseñadas meticulosamente. Páginas, párrafos y botones, diseñados originalmente para contenido en inglés que es más corto, ahora aparecen distorsionados o partidos. Se trata de un problema estético grave para cualquier marca.

Puesto que los CMS no proporcionan "visualizaciones en directo" de cómo aparecerán las traducciones en la página, el proceso para arreglar estos problemas es largo, estresante y caro. Los traductores editan y hacen control de calidad para luego repetir el proceso otra vez y otra vez más, con el fin de solucionar estos problemas crónicos en el contexto y el diseño.

Omisión de detalles

Lamentablemente, almacenar contenido multilingüe en la base de datos de un CMS no produce automáticamente un sitio web traducido. Existe contenido traducible en cientos o miles de páginas web y en distintos medios, como textos, imágenes y PDF.

Existe contenido traducible en cientos o miles de páginas web y en distintos medios, como textos, imágenes y PDF.

El contenido traducible también se encuentra en muchos detalles tecnológicos inesperados, como dentro del código de las aplicaciones del sitio web, experiencias multimedia en Flash y HTML 5 y más. Ese es un gran problema para los sitios traducidos. Las aplicaciones web que presentan el contenido de forma dinámica deben volver a desarrollarse para ser compatibles con contenido multilingüe. Esto presenta complejidades significativas en la lógica de aplicación. Y cuando se modifica la arquitectura secundaria, por lo general se requiere una reintegración significativa.

Los CMS no pueden detectar ni gestionar las particularidades específicas de estas aplicaciones, y por consiguiente no pueden traducirlas.

Problemas de adaptabilidad

Los CMS tampoco se adaptan especialmente bien. Con frecuencia, los sitios web grandes contienen cientos, y a veces incluso miles, de páginas con plantillas. Estas páginas deben crearse específicamente para sus respectivos mercados internacionales. Y requieren una traducción inicial y continua.

Para quienes esto no les resulte familiar, se trata de un proceso complejo, costoso y que consume mucho tiempo para la mayoría de los CMS. Gestionar estas páginas traducidas a medida que evolucionan puede causar graves problemas en la gestión de proyectos. Para gestionar bien este contenido que cambia rápidamente, generalmente las empresas contratan personal nuevo y, con frecuencia, necesitan la misma cantidad de empleados para gestionar cada sitio internacional que para gestionar el sitio en inglés de la empresa. El coste de esto se incrementa rápidamente.

Muchas empresas descubren de la peor forma que este enfoque no se puede adaptar a más que unos cuantos mercados internacionales. Los planes de expansión pueden retrasarse o directamente ser descartados.

Mala sincronización y detección de cambios

Además, gestionar varios sitios multilingües grandes y complejos a través de un CMS es a menudo un proceso manual poco eficiente. Un efecto secundario común es que el mensaje y el contenido de estos sitios globales a menudo se "desincronizan" el uno con el otro.

En el caso de la mayoría de las empresas grandes, el contenido nuevo o los cambios editoriales o en los códigos se publican con regularidad en el sitio web del mercado principal de una empresa (como productos nuevos y promociones, políticas de la empresa actualizadas, etc.). Pero es poco frecuente que los CMS tengan tecnologías de detección de cambios sólidas para notificar automáticamente a los administradores y traductores del sitio internacional sobre estas actualizaciones.

Por lo general, esto produce retrasos importantes y costosos en la traducción, lo que hace que aparezca contenido no traducido en los sitios web globales. Esto confunde a los consumidores y aumenta las visitas canceladas.

Omisión de contenido externo

Por último, los CMS pueden tener otros problemas al gestionar las traducciones. Un CMS solo puede proporcionar traducciones para el contenido que gestiona, es decir, la información guardada en su base de datos de contenido. Pero, ¿qué sucede con el extenso contenido que "vive" en los servidores o las plataformas fuera del CMS?

Un CMS solo puede proporcionar traducciones para el contenido que gestiona, es decir, la información guardada en su base de datos de contenido.

De hecho, la mayoría de los sitios web contemporáneos muestran contenido guardado en bases de datos externas o utilizan contenido de terceros. Tenga en cuenta funciones como contenido vendido a través de terceros y comentarios, aplicaciones para buscar una tienda, plataformas de reseñas de clientes y más. Todo esto crea experiencias del usuario fuertes y atractivas.

Sin embargo, en estos casos, las traducciones no pueden gestionar desde un CMS. ¿El resultado? Una experiencia del usuario con idiomas mezclados y un funcionamiento deficiente que hace que fracasen los esfuerzos exhaustivos de la organización de crear un sitio web de talla mundial.

En resumen

La mayoría de los CMS simplemente no están diseñados para gestionar traducciones y localizaciones a gran escala a la perfección. Creemos, y muchos de nuestros clientes están de acuerdo, que el mejor enfoque posible para la traducción de sitios web es encontrar la mejor herramienta o tecnología para cada tarea.

A veces, esto significa seguir la tendencia de mantener a su organización dentro de una sola metodología de gestión de contenido. Al trabajar con diversas herramientas y tecnologías, se pueden crear experiencias online fantásticas, con mayor eficiencia e impacto que las que probablemente esté experimentando en la actualidad.

La solución de MotionPoint ofrece el mejor rendimiento y flexibilidad. Sin importar el CMS que su empresa esté usando ahora (o dentro de cinco años), la plataforma que se adapta a tecnologías futuras de MotionPoint es capaz de adaptarse elegantemente a las necesidades de traducción de su contenido, a todos los problemas mencionados en esta publicación y más. Nuestra solución puede funcionar con independencia de su CMS, puede integrarse en su tecnología existente, o una combinación de ambos enfoques. Podemos adaptarnos a cada paso de su proceso de globalización.

Contacte con nosotros para obtener más información. Nos complacerá ofrecerle nuestra perspectiva sobre cómo nuestra solución funciona a la perfección con su CMS y cómo obtener una solución sin complicaciones y con grandes ROI para sus necesidades.

Avatar de Chris Hutchins
Chris Hutchins

03 de febrero de 2017

LECTURA DE 5 MIN