Cómo el fenómeno "Jikgu" puede ayudarlo a vender más en el exterior
 
Avatar de Chris HutchinsPor: Chris Hutchins
08 de abril de 2015

Cómo el fenómeno "Jikgu" puede ayudarlo a vender más en el exterior

Los surcoreanos evitan los productos nacionales muy costosos y los compran a vendedores extranjeros en línea. Las compañías occidentales pueden beneficiarse con este fenómeno.

 

La mayoría de los consumidores en EE. UU. dan sus opciones de compra en línea por sentado. Para ellos, visitar varios sitios de comercio electrónico para comparar opciones y precios es muy simple. Hay mucha variedad de productos. Ya que estos sitios web de EE. UU. se publican en los idiomas preferidos por los clientes (en su gran mayoría en inglés, y cada vez más en español) y que los minoristas en línea nacionales a menudo ofrecen precios bajos competitivos, los compradores acceden a muchas ofertas sorprendentes.

Pero no es el caso en otros países. El comercio electrónico está prosperando a nivel mundial (las ventas alcanzarán los $1.7 billones este año), pero muchos consumidores globales tienen que pagar precios sorprendentemente elevados por bienes de consumo de sitios de comercio electrónico locales. Según la cobertura de los medios locales de este fenómeno, los sitios locales en estos países a veces pueden cobrar hasta un 40% más por un producto, en comparación con lo que costaría en EE. UU.

(De hecho, según nuestras investigaciones, el 40% es una interpretación hasta conservadora. Los consumidores están pagando mucho más que eso por ciertos productos en algunos países. Seguiremos con este tema a la brevedad).

Este fenómeno es especialmente evidente en países como Rusia, China y Corea del Sur. Existen diversas razones para los sobreprecios, pero con frecuencia representan la falta de competencia para los titulares de licencias de marcas extranjeras. Esto aumenta artificialmente los precios locales de los productos importados.

En Corea del Sur, por ejemplo, las compañías suelen firmar acuerdos de exportación exclusivos con minoristas coreanos para entrar en el mercado. Esto les da acceso a canales de distribución grandes (como los hipermercados propiedad de chaebol) pero no les ofrece muchos incentivos para utilizar nuevas líneas de distribución.

Sin embargo, los vendedores en línea más pequeños lo compensan al ofrecer estos productos en sus sitios, en los idiomas locales.

Curiosamente, estos minoristas rara vez tienen algunos de estos productos atractivos en existencia a nivel local. En su lugar, a medida que los compradores locales ingresan pedidos, estos vendedores visitan los sitios de comercio electrónico extranjeros, por lo general en EE. UU., en inglés, y piden los productos ellos mismos. Con frecuencia, estos importadores cobran cargos exorbitantes para compensar su tiempo, esfuerzo y los impuestos locales, una vez que el producto llega desde el exterior.

Esta no es una práctica ilegal, pero puede ser excesivamente costosa para los consumidores internacionales.

Pero algunos de estos consumidores han "contraatacado" en los últimos años al pedir estos productos ellos mismos a sitios de EE. UU. De hecho, a menudo esperan los eventos de compras occidentales populares (como el Black Friday) para ahorrar aún más dinero.

Sin duda, incluso con tasas de cambio poco favorables y costos de envío internacionales, los productos siguen siendo considerablemente más baratos que al comprarlos a través de un comerciante local. Vea este cuadro, armado con datos que MotionPoint recopiló al administrar el sitio en inglés de un comerciante en línea. Cuando se lo compara con lo que cobra un comerciante en línea coreano habitualmente, el ahorro es considerable. El sobreprecio promedio para comprar el mismo producto a nivel local es del 174%:

En Corea del Sur, la práctica de comprar directamente en el extranjero se llama jikgu. Definitivamente permite que los compradores coreanos ahorren dinero, pero también puede contribuir a un aumento importante en los ingresos de un minorista en línea, más significativamente para los comercios y las organizaciones de EE. UU.

Según la agencia de noticias Yonhap de Corea del Sur (que cita una encuesta realizada por el operador de devoluciones a nivel mundial, EBATES), más de la mitad de los coreanos que compraron productos de sitios de comercio electrónico de EE. UU. durante el Black Friday del último año gastaron más que el tope de $200 libres de impuestos.

Más del 75% de los participantes dijeron que no les molestaba pagar las tasas adicionales por estas compras de más de $200, que van del 5% al 13% para productos de moda, cosméticos y alimentos. Los aranceles son aún más elevados para productos de lujo, como teléfonos móviles.

Una impresionante cantidad del 99% de los compradores coreanos dijo que pensaban seguir comprando en el exterior después del Black Friday. ¿Por qué? Inferimos que la principal razón es el ahorro en los costos.

La tendencia está lejos de desaparecer. De hecho, está creciendo. Las importaciones de Corea del Sur a través del jikgu se quintuplicaron entre 2009 y 2013, según la noticia de Yonhap. El monto alcanzó los $718 millones en la primera mitad de 2014, y se prevé qué eclipsará el récord de $1 mil millones en 2013.

De hecho, los gastos con tarjetas de crédito en el exterior crecieron un 15.4% en 2013, superando el aumento en el gasto local del 3.2%, de acuerdo con Savills Research & Consultancy (que cita datos del Banco de Corea). Las importaciones a través de estos sitios de comercio electrónico no coreanos aumentaron un 47% ese año.

Todas estas transacciones y ganancias son captadas por los minoristas extranjeros, la mayoría de los cuales se encuentran en EE. UU.

La perspectiva de MotionPoint

MotionPoint traduce, optimiza y administra cientos de sitios web de comercio electrónico. Si bien la mayoría de nuestros clientes traducen sus sitios de inglés a otros idiomas, algunos localizan sus sitios en inglés, utilizando terminología específica de cada país, para ingresar en otros mercados de habla inglesa.

Hace poco evaluamos el desempeño de un sitio de EE. UU. que administramos para un minorista en línea del Reino Unido y confirmamos este "aumento del jikgu". Solo durante el último año, las compras de los residentes de países que no hablan inglés representaron casi el 10% de las ventas del sitio en inglés americano de la compañía. Al menos la mitad de estos visitantes provenía de países asiáticos como China, Rusia y Corea del Sur.

Eso es un increíble aumento, teniendo en cuenta que el sitio no está optimizado de ninguna manera para estos clientes internacionales. Ahora analicemos lo que los ingresos graduales que esta compañía, y todos los demás minoristas en línea de EE. UU., puede generar si ofrece versiones traducidas y optimizadas de su sitio para estos mercados internacionales altamente participativos.

Ofrecer experiencias de compra en el idioma preferido de un mercado es la forma más fácil y eficaz que tiene una empresa para ganarse la confianza de un cliente. Es por eso que los minoristas en línea coreanos locales más pequeños pueden prosperar, a pesar de sus sobreprecios exorbitantes en los productos: se encuentran dentro del mercado y usan el idioma preferido del mercado.

Los minoristas en línea occidentales que no traducen sus sitios web para aprovechar la ventaja de este fenómeno de compras global (y los ingresos graduales significativos que representa) están dejando el dinero sobre la mesa. Si se ignoran estos mercados, los revendedores locales se convertirán en los modeladores de facto de la imagen de una marca, ya que llenan el vacío creado por la ausencia de la marca.

¿Quiere conocer más sobre cómo las tendencias mundiales, como el jikgu, pueden generar más ingresos y oportunidades para su organización? Contáctenos. Lo ayudaremos a crear un plan sólido para obtener resultados y conectarse con estos mercados que ya están participando.

 

Chris Hutchins

Especialista en comunicaciones de mercadeo

Chris Hutchins ayuda a producir los materiales de mercadeo y ventas de MotionPoint.

 

Acerca de MotionPoint

Con MotionPoint, las marcas de talla mundial experimentan un crecimiento al atraer nuevos clientes y enriquecer su vida, en los mercados alrededor del mundo.

Además del servicio de traducción de sitios web más efectivo del mundo, la plataforma integral de MotionPoint combina tecnología innovadora, gran cantidad de datos, traducciones de primer nivel y una profunda experiencia de mercadeo internacional. El enfoque de MotionPoint garantiza calidad, seguridad y escalabilidad, necesarias para alcanzar el éxito en un mercado global cada vez más competitivo, tanto en línea como fuera de línea.

 

La plataforma de globalización empresarial líder en el mundo

Contáctenos